Viernes, abril 12th, 2013 | Author:

En ambos casos, la instalación se realiza con perfiles que sujetan los bloques de vidrio al suelo, y guías o crucetas que garantizan una colocación alineada.
En seco.
Este sistema se basa en la colocación de piezas prefabricadas, bien de PVC, bien de aluminio. Los bloques de vidrio se montan sobre ellas con silicona o adhesivos-selladores a base de cemento como si fuera un mecano. En el caso de las piezas de aluminio, éstas suelen presentar una superficie acanalada para facilitar la adherencia de las piezas. La colocación, muy sencilla, está indicada sólo para muros o muretes verticales, y se puede realizar por un particular aficionado al bricolaje siguiendo las instrucciones del fabricante.
Tradicional.
Los bloques se colocan con mortero de cemento y arena de río, y las juntas van armadas con redondos de acero. Con este sistema se levantan muros en interior y exterior por ejemplo, en la fachada en vertical y horizontal. De hecho, con pavés se pueden elaborar suelos transitables que, a su vez, sirven de techo a garajes, sótanos y trasteros, Este tipo de instalación la debe hacer un profesional. Cuando se trata de paneles verticales interiores pared o múrete cuyas dimensiones no superan los 5 m2, lo puede realizar un albañil con experiencia en montaje de pavés, pero para superficies mayores, exterior o paneles horizontales, el instalador debe cumplir una normativa estricta.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

One Response

  1. 1
    Aaron 

    Yo creo que es un gran texto. Gracias y saludos.

Deja un comentario » Log in