Miércoles, noviembre 03rd, 2010 | Author:

Un cajón es en esencia la idea de capacidad. Los muebles con cajones, como los chiff onniers, algunos muebles auxiliares y las cómodas, hacen suya esta idea y la desarrollan dentro de unos parámetros de estética y diseño.
En un dormitorio por ejemplo, siempre que se tenga espacio suficiente, es ideal contar con un mueble de este tipo ya que aportará mucho a la línea decorativa de la estancia y podrá ser utilizado para guardar la ropa interior o delicada, efectos personales, todo lo que sea necesario tener a mano, bien ordenado y siempre localizable. En otras zonas de la casa pasa un tanto de lo mismo, generalmente los encontramos en zonas como el comedor y el salón, en el recibidor o en un pasillo de suficientes dimensiones. Es decir, en aquellos espacios donde su función específica queda plenamente justificada o simplemente se busca un papel decorativo, que no es en absoluto desechable, más bien preferible.
El elemento imaginativo de estos muebles viene dado por la distribución y compartimenta-ción que se haga de la zona de cajones. Encontramos una gran uniformidad y belleza, incluso para apreciar la madera misma, en las piezas tradicionales con cajones regulares. Una original animación viene dada con los diseños irregulares y las piezas modernas que estilizan las formas, incluyen nuevas técnicas de color y rompen un poco la línea clásica.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in